Sobre la propuesta de reforma energética

Análisis de la Reforma Energética por el Director de Romero Fierro y Asociados.

Por: Mtro. Héctor Alberto Romero Fierro

 

www.romerofierro.com.mx

Twitter @CPublica58

Facebook: https://www.facebook.com/romerofie

Por: Héctor Alberto Romero Fierro

 

Ahora sí que ¿cómo explicar que en México, a pesar de contar con petróleo en el subsuelo, tenga que importar gasolinas y gas? De aprobarse la reforma planteada por Peña Nieto, Pemex podrá celebrar contratos de utilidad compartida con particulares en exploración y producción petrolera (incluido el gas) y además contempla permisos a particulares para refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento, sin privatizar para que esos recursos sigan siendo propiedad de todos los mexicanos, posición contraria a la peligrosa iniciativa del PAN que contempla eliminar la exclusividad del estado sobre el sector energético, sobre los hidrocarburos, petroquímica básica, y electricidad, permitiendo además otorgar concesiones y contratos sobre la exploración y explotación petrolera.

 

En el sector eléctrico es preocupante también: no es posible que las tarifas en México sean hasta 30 por ciento más altas que las de nuestros socios comerciales, situación que en muchas ocasiones deja fuera de competencia a muchas empresas mexicanas; en este caso simplemente se legalizará que los particulares puedan generar energía, como ilegalmente ya viene ocurriendo desde hace muchos años, manteniendo el Estado, el control del Sistema Eléctrico Nacional así como el servicio público de la redes de conducción, transmisión y distribución, garantizando el acceso de todos los productores de energía a ellas. Pemex es una pieza fundamental de la economía de nuestro país, si esta no pagara impuestos cada uno de los contribuyentes pagaría más de 50 por ciento adicional de lo que ahora paga.

Hablar de Pemex, implica hablar de la hacienda pública, y bajo este contexto habrá que recordar que el Gobierno Federal, al modernizar su sistema tributario estableció como potestad tributaria exclusiva de la Federación el Petróleo, y luego continuó con la minería, electricidad, explotación forestal, tabacos, fósforos y cerveza, entre otros. Pero esta “modernidad” no fue sino la respuesta a la alta recaudación del Gobierno del Estado de Veracruz, proveniente de su voracidad fiscal y su renta petrolera, aunado a las presiones de las petroleras extranjeras que no deseaban pagar más impuestos a ese Estado y que se resolvió con el antecedente del otorgamiento de participaciones de la recaudación federal a los estados.

 

En 1947, el entonces director de Pemex señaló algo aplicable ahora a la reforma actual: “La institución... es de carácter eminentemente nacional. Nadie tiene derecho a ponerla en peligro por intransigencias, descuidos o actividades egoístas”.

 

* El autor es auditor, contador público, abogado y Corredor Público 58 del Estado de Jalisco.

Escribir comentario

Comentarios: 0