Recaudación fiscal

Reflexion de nuestro Director General relativo a la baja recuadación fiscal y las enormes fallas de la plataforma informatica de SAT publicado en LA CRONICA JALISCO el 23-01-2014

 

Recaudación fiscal

 

    En todos los foros universitarios y empresariales donde se me ha invitado a platicar con amigos acerca de las Reformas Fiscales y Financieras para 2014, la mayoría de asistentes se quejan de las medidas que ha tomado el Servicio de Administración Tributaria para disminuir, a niveles internacionales, la evasión fiscal en nuestro país.

 

    La gran mayoría de empresarios no entiende que son reformas dolorosas pero necesarias ya que lamentablemente nuestro país es uno de los de menor recaudación fiscal, no solo comparado con sus socios estratégicos de la OCDE sino incluso con países en América Latina.

 

     Sin embargo hay dos factores que los especialistas critican abiertamente, el erróneo y forzado uso de las plataformas fiscales para todo tipo de contribuyentes y el desequilibro de tratos entre los empresarios que son perseguidos por evasión o defraudación fiscal y aquellos que en forma inexplicable les otorgan cuantiosísimas condonaciones fiscales incluyendo muchísimos entes públicos, principalmente Ayuntamientos y Gobiernos Estatales. 

 

     En el primer caso ya lo habíamos anticipado, la Plataforma Electrónica del SAT no funcionaría en el mes de enero al arrancar todas la nuevas obligaciones que la Reforma Fiscal pretendía incluir, incrementando enormemente el costo administrativo de los contribuyentes, los últimos días de diciembre recularon y dejaron a un pequeño sector de contribuyentes fuera de la obligación de expedir facturas electrónicas, luego al saturarse la página otorgaron más facilidades en relación a esta obligación, posteriormente difirieron la fecha de entrada en vigor del uso del famoso buzón fiscal y  además tuvieron que mover dos veces la fecha de cumplimiento de las obligaciones por parte de los sujetos que realizan las llamadas actividades vulnerables considerados como tales por la Ley “anti-lavado”. En este último caso llego la fecha fatal y muy pocos sujetos obligados pudieron cumplir con sus obligaciones en materia de alta y de avisos, por fallas en la famosa plataforma. Y el SAT ni se inmuto, negándose a ampliar la fecha de cumplimiento, a pesar de que reconocieron sus fallas técnicas.

 

    Que peligroso vivir en un país donde se establecen obligaciones que los ciudadanos no pueden cumplir por causas imputables al propio gobierno. ¿Dónde queda la famosa seguridad jurídica.? 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0